¿Cómo limpiar la mampara de la ducha?

Consejos

¿Estás cansado de limpiar la mampara de la ducha y que los vidrios sigan pareciendo sucios?

En un baño, la mampara de la ducha es un elemento que suele llamar la atención, y a nadie le gusta que tenga aspecto sucio y descuidado. La verdad es que los restos de jabón y la cal, crean una capa que ensucia y desluce tu mampara desde la primera ducha.

Limpieza de mamparas

Muchos productos químicos son efectivos contra la cal, pero ninguno de ellos conseguirá que no vuelva a aparecer en el siguiente baño. La solución es limpiar la mampara después de cada baño, y para ello, vamos a intentar usar agua caliente y productos naturales, así gastaremos menos y contaminaremos menos.

1. Limpieza diaria

Queremos recomendarte un utensilio con el que sin duda notarás la diferencia. Se trata de una espátula limpiacristales de goma que puedes encontrar en supermercados, bazares o en Amazon. Es la opción más fácil y cómoda para no limpiar la mampara de la ducha cada día. Solo tienes que deslizarla por el cristal mojado de tu mampara justo después de ducharte, no hace falta usar ningún producto.

Espátula limpiar mampara de la ducha

2. Limpieza semanal

Con la espátula de goma conseguirás que las gotas de agua y jabón no se queden pegadas a las hojas de tu mampara pero semanalmente tendrás que limpiarla. Te traemos dos alternativas para que elijas la que más te guste:

  • Agua y vinagre blanco. Si prefieres limpiadores naturales, el vinagre mezclado con agua caliente despegará restos de jabón y cal sin dañar los materiales de tu mampara.
  • Agua y amoniaco. Si no gusta el olor a vinagre, la opción en productos químicos para el cristal es el amoniaco diluido en agua, aunque también tiene un olor bastante fuerte. Te recomendamos que ventiles el baño mientras lo usas.

Tanto una opción como la otra serán más efectivas si mojas tu ducha con agua caliente, aplicas el producto en rincones y zonas más sucias y secas el cristal con papel.

3. Limpieza mensual

Limpiar la manpara de la ducha

Problemas como la cal y el moho se mantendrán a raya si haces una limpieza sencilla pero constante. Sin embargo, siempre es recomendable hacer una limpieza profunda cada cierto tiempo. El espacio de tiempo entre limpiezas de tu baño dependerá de la dureza del agua, que provocará que la cal se acumule en menos tiempo en grifos, azulejos y cristales.

Por otro lado, el moho son bacterias que crecen en estos entornos húmedos, por eso, ventilar el baño tras cada ducha es esencial. Además de dar un aspecto horrible a nuestro baño, ennegreciendo las juntas de azulejos, la silicona y la piezas de goma de las mamparas, puede llegar a ser perjudicial para la salud.

Para la eliminación y prevención de la aparición de estos microorganismos, te recomendamos limpiar tu ducha y tu mampara con una mezcla de agua caliente, vinagre blanco y bicarbonato. Aplica una masa espesa en rincones y zonas afectadas por el moho y déjalo actuar 30 minutos. Después, usa una mezcla más líquida para limpiar todo el plato de ducha o bañera y mampara.

Con estos consejos, tu mampara lucirá brillante por más tiempo. Usa la espátula de goma día a día, ¡no tardarás ni un minuto! Y si necesitas ayuda con la limpieza, contacta con los profesionales de Jobin y recibe hasta tres presupuestos.

¿Cómo pedir presupuesto de limpieza?

  1. Selecciona el servicio de limpieza en Jobin.
  2. Describe qué necesitas y selecciona tu ubicación. Todo este proceso te llevará menos de un minuto.
  3. Hasta tres profesionales te contactarán para ofrecerte un presupuesto. Elige el que mejor encaje contigo.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies