Arreglar una persiana en 6 pasos

Consejos

¿Sabes cómo arreglar una persiana y ahorrarte la reparación? Las roturas de persianas son algo muy común, a veces es la cinta, otras una lama, y otras, una pieza del interior del cajón.

Antes de saber cómo arreglar una persiana, tenemos que comprobar qué pieza se ha roto o de dónde viene el fallo. Para eso hay que desmontar la persiana, y aunque puede parecer complicado, tú puedes hacerlo con un poco de maña.

Arreglar una persiana

A continuación te explicamos cómo arreglar una persiana en 6 sencillos pasos:

1. Desmontaje 

Necesitas saber qué pieza está fallando para poder hacer la reparación de tu persiana. Por eso, hay que empezar desatornillando la última lama, la que toca el suelo. Después tienes que abrir el cajón donde se encuentra el eje que sujeta la persiana y desatornillar las dos cintas de sujeción.

arreglar persianas

2. Quitar la cinta

Para cambiar la cinta de una persiana, tienes que desatornillar el recogecintas, que es la pieza por donde pasa la cinta al subir y bajar. Libra la cinta vieja del enganche al eje de sujeción y al recogecinta para que puedas retirarla y sustituirla por una cinta nueva.

3. Reparar el eje

El eje giratorio horizontal que has encontrado en el cajón superior se sostiene de manera paralela al suelo gracias a dos soportes. Comprueba si estos soportes están en buen estado o si necesitas sustituirlos por unos nuevos para que la sujeción del eje sea la correcta.

4. Montaje del eje

Coloca la persiana enrollada en el cajón y fabrica unos tirantes con un trozo de cinta nueva. Solo tienes que fijarte dónde están los ejes antiguos y colocar en su lugar los tirantes que puedes hacer cortando la cinta nueva.

5. Colocar la cinta

Busca el disco giratorio en el cajón, dale dos vueltas con la cinta nueva y haz un nudo como tope. Calcula el diámetro que debe tener la cinta sabiendo que debe ser el triple de la distancia entre el cajón y el recogecinta.

La cinta debe salir hacia afuera a través de pasacintas y meterse dentro del recogecinta. ¡Esto parece complicado pero es muy fácil! Solo tienes que anclar la cinta en el recogecinta como estaba la antigua y comprobar que se enrolla correctamente haciendo la función de subir y bajar la persiana.

Arreglar una persiana

6. Montaje final

Aprovecha que has desmontado tu persiana para limpiarla por dentro y una vez la tengas limpia y arreglada, puedes volver a montarla. ¡Recuerda atornillar la tapa del cajón y también los recogecintas!

La reparación de persianas requiere cierta destreza y un poco de paciencia. Debes fijarte bien en cómo están colocadas todas las piezas para sustituirlas correctamente por repuestos nuevos. ¿Te atreves a probar? Si tienes claro que las reparaciones no son lo tuyo, contacta con uno de nuestros profesionales.

 

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat