Ahorrar en la factura con calentadores eléctricos de bajo consumo

Consejos

Los calentadores eléctricos de bajo consumo son una buena opción tanto si no tienes calefacción central en casa, como para aumentar el calor de una zona concreta o para usarlos en momentos puntuales

¡Parece que el frío ha llegado y nos ha cogido en camisa de manga corta! Seguro que la mayoría de las comunidades de vecinos aún tienen la caldera apagada y tampoco nos conviene gastar tanta energía para calentar toda la casa en este momento. Los calentadores eléctricos de bajo consumo son la opción más cómoda para calentarnos.

Con este tiempo de bajada de temperaturas llegamos a casa y nos encanta tener caliente el baño antes de darnos una ducha, sentarnos en el salón y disfrutar de un momento de descanso sin morirnos de frío o simplemente trabajar en un despacho confortable. Una buena alternativa son los calentadores eléctricos.

calentadores eléctricos de bajo consumo

Ventajas de los calefactores eléctricos

  • Calientan rápido un espacio concreto.
  • Se pueden mover de sitio.
  • No necesitan instalación ni combustible, solo hay que enchufarlas.
  • Son eficientes y ahorran energía.
  • Toda la electricidad que utilizan los calentadores es convertida a calor.

Calentar tu casa sin arruinarte

Hay formas de calentar tu casa a bajo precio y hacerlo con estufas eléctricas. Solo tienes que elegir calentadores eléctricos de bajo consumo. Para elegir el aparato correcto hay que fijarse bien en las especificaciones técnicas ya que los calefactores no disponen de etiquetas tipo A+++ como las lavadoras y otros electrodomésticos. Posiblemente notes que este tipo de aparatos tienen un precio ligeramente superior pero te saldrá rentable si lo que buscas es ahorrar en tu factura.

calentadores eléctricos de bajo consumo

Claves para usar calentadores eléctricos de forma eficiente

Comprar el electrodoméstico más eficiente del mercado no será suficiente si no lo usas de manera adecuada, es decir, cada tipo de calefactor es ideal para un tipo de espacio y uso concreto.

  • 21 grados es la temperatura ideal en una casa. Usa un termómetro para no calentar en exceso y ahorrarás energía.
  • Usa el temporizador para que el aparato no esté encendido mientras no estás.
  • Los calefactores suelen ir desde los 500 a los 2000W. Elige el aparato con la potencia adecuada al espacio que quieres calentar.
  • El aislamiento de techos y ventanas influye directamente en el “trabajo” que realizará el aparato para calentar el espacio.
  • El clima de la zona geográfica en la que está ubicada la vivienda también se debe tener en cuenta, y es algo que no puedes controlar.
  • Los materiales que hay en el interior de tu vivienda pueden hacer que se mantenga el calor. El parquet, la moqueta o las alfombras ayudan a que el hogar esté más cálido.

¿Qué tipo de calefacción usas en tu hogar? ¿Sigues los criterios de eficiencia para ahorrar en tu factura? Si conoces trucos para ahorrar energía, ¡déjanos un comentario! Si necesitas asesoramiento y un buen servicio. En Jobin, nuestros profesionales son auténticos expertos en climatización.

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Abrir chat