3 consejos para embalar ropa en una mudanza

Consejos

¿Eres una fashion victim? Si tu armario está hasta arriba y no tienes idea de cómo embalar ropa en una mudanza, vamos a darte unos trucos sencillos

Una mudanza suele conllevar bastante trabajo, si tienes que transportar muebles grandes y pesados, tendrás que contar con la ayuda de una empresa de mudanzas. Sin embargo, el embalar ropa en una mudanza es otro tema. ¡Puedes hacerlo tu mismo!

Es de vital importancia ser organizado a la hora de preparar tu mudanza, conseguir un buen presupuesto y hacer una preparación previa de tus enseres. En este caso, vamos a darte 3 consejos para embalar tu ropa, ya que puede parecer muy fácil, pero la ropa suele ser pesada y ocupa bastante espacio.

Empresa de mudanzas

Consejo 1: clasifica

  • Saca toda tu ropa para poder ver el volumen total, a veces pensamos que no tenemos casi nada, luego parece que nuestro armario no tiene fondo.
  • Deshazte de la ropa que ya no usas. Es inútil transportar ropa que no volverás a ponerte.
  • Guarda debajo las prendas que no vas a usar en los próximos días y encima las que vas a necesitar pronto.
  • Usa el espacio de algunos muebles como cajoneras para transportar ahí tu ropa, pero no olvides cerrarlos con cinta o envolverlos. ¡No queremos que se salga todo por el camino!

Consejo 2: reparte

  • Fíjate en el material de tu ropa, unos tejidos pesan más que otros. Según la forma en que vayas a realizar tu mudanza, te resultará más útil tener paquetes más pesados y paquetes más ligeros, o repartir el peso por igual en todos ellos.
  • Embala tu ropa por estaciones, de esta forma será más fácil colocarla en tu nueva casa.
  • Coloca tu ropa por tamaño. Se trata de hacer un tetris, completando espacios con prendas más pequeñas.
  • Separa tu ropa según el tipo. Es mejor embalar los zapatos o la ropa interior en cajas aparte.

Consejo 3: embala

  • Agrupa tu ropa en montones diferentes y dóblala a conciencia para que ocupe poco.
  • No empaques tu ropa en cajas muy grandes o serán demasiado pesadas.
  • Utiliza tus maletas de viaje para transportar la ropa.
  • Si puedes usar bolsas de vacío ahorrarás espacio.
  • Pon etiquetas en las cajas para saber qué tipo de ropa contienen.

Embalar ropa en una mudanza no es misión imposible si se hace prestando atención a estos detalles. Podemos ahorrar algo de dinero si hacemos parte del trabajo nosotros mismos, sobre todo si se trata de algo tan personal como nuestra propia ropa. El resto, como muebles o electrodomésticos, ¡mejor se lo dejamos a los profesionales!

Menú

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies