Krampus, el “malvado” hermano de Papa Noel

El Krampus, el malvado hermano de Papa Noel que vive por la zona de Austria y aterra la Navidad.

Krampus, el “malvado” hermano de Papa Noel

Si viajas a Austria esta Navidad, ten cuidado, porque si te has portado mal puede que te metan en un saco y no será el de Papa Noel. Se trata del Krampus, una figura fantasiosa creada por los austríacos para representar el papel del “coco” o el “hombre del saco” español. También se le puede conocer como Knetch, Ruprecht, Klaubauf, Pelzebock, Schmuzili…

Se creó en un principio para advertir a los niños de su comportamiento, si este no era el correcto, les visitaría Mr Krampus y no Santa. Y tanto que lo consiguieron, este personaje no es precisamente agradable a la vista, por no decir que si volviésemos a nuestra etapa más cándida nos plantearíamos muchas de nuestras travesuras. El Krampus suele tener un rostro un tanto endemoniado, parecido al personaje que interpreta Doug Jones en El Laberinto del Fauno, con cuernos en la frente, una larga lengua roja y una cabellera negra bastante descuidada, el tronco lo recubre un gran pelaje oscuro que finaliza en unas patas que pueden recordar a las de un avestruz; en ocasiones está representado con una cesta a su espalda, donde mete a “los niños que se han portado mal”.

La fiesta, que congrega una media de 3.000 personas -y que plantan cara al frío tirolés- en una pequeña ciudad llamada Serfaus(Suiza), consiste en una serie de danzas y cantos, protagonizados por adultos disfrazados de Krampus que puede prolongarse hasta altas horas de la madrugada. Según la tradición, el Krampus debe ser temido por los niños, pero son estos los que ansían hacerse mayores para poder disfrazarse de este personaje. Cuando un niño se enfunda este disfraz, podríamos decir que ha dado “un paso importante” hacia una etapa más madura.

Afortunadamente para nuestros pequeños traviesos, solo es una leyenda y un motivo de festividad en tierras tirolesas. Desde la noche del 5 al 6 de diciembre y durante dos semanas, muchos adultos de estos países se disfrazan de este personaje para “asustar” a los niños en las vísperas navideñas, haciendo sonar campanas y arrastrando cadenas oxidadas por la ciudad. Su antigüedad es desconocida con exactitud pero se dice que tiene algo más de 2.000 años, y que guarda relación con las celebraciones paganas.

Como anécdota, siempre ha sido un “enemigo” de la iglesia, a finales del siglo XX fue condenado por la cristiandad al ser un demonio pagano, pero no consiguieron erradicar una tradición tan longeva.

Como costumbre, no se te puede olvidar comprar una postal del Krampus, es un regalo tradicional y divertido para estas fechas. Y no se os olvide, portaros bien porque el Krampus ya patrulla la las calles 😉

El Krampus como postal navideña jobin

El Krampus como postal navideña

No Comments

Post A Comment