Cómo ahorrar con tu calefacción

Te enseñamos como ahorrar en tu calefacción. Algunos consejos para que la factura de la luz no ascienda a precios desorbitados.

Cómo ahorrar con tu calefacción

Ahorra con tu calefacción

Ya ha entrado el frío en nuestro país, excepto algunos privilegiados, los demás tenemos que ir encendiendo ya las calderas para poner a punto nuestra calefacción. Es el momento de poner tu caldera a punto para los próximos meses de invierno. Te mostramos algunos “trucos” para que puedas entender como hacerlo.

Hay cosas que seguramente no sabrás sobre tu caldera y que no solo te harán ahorrar bastante dinero sino que pueden protegerte de problemas mayores, aquí unos consejos:

  • Realizar un análisis de combustión, ponerse en contacto con un profesional para que nos notifique de cual es el caudal de gas adecuado para nuestra instalación, ya que un piso de 30 m2 no debe regularse igual que uno de 90m2. Esto es muy común en oficinas y empresas para que la caldera pueda calefactar el lugar correctamente.

 

  • Purgar los radiadores es más importante de lo que crees, el gasto de gas sigue siendo de los más importantes de nuestra vivienda, para optimizarlo es fundamental purgar bien nuestros radiadores. En el caso de no purgarlos, los calefactores no calentarán nuestra casa y no aprovecharemos todo su potencial.

Purgar, significa girar la válvula de purgado hasta que salga todo el agua, así de simple. El purgado debe hacerse                    cuando el radiador esté frío, ya que sino puede hacernos quemaduras en la piel. También conviene realizarlo antes del encendido de la caldera, pero no te preocupes si ya está encendida también se puede hacer.

Purgar el radiador para ahorrar en tu calefacción jobin

Purgar radiador cuando esté frío

 

  • Tener un termostato programable, no es insipensable pero si nos ayudará a ahorrar un poco más. Basicamente programa la temperatura ideal en función del momento del día en el que nos encontremos. No solo para una temperatura diferente según las horas de luz, también para cuando no estemos en casa, esto nos ayudará a optimizar nuestra calefacción.

Según el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, la temperatura ideal cuando estamos en casa oscila entre los 19 y los 21º. Cuando no estamos en casa, podemos programar una temperatura de entre 15 y 17º. Cuando dormimos también debemos reducir el consumo bajando la temperatura hasta 18º. Se puede ahorrar hasta un 13% o un 15% de lo que consumimos aplicando estas recomendaciones en nuestra calefacción.

 

  • Hay que evitar puntas térmicas, son las que más consumen. El proceso de calefactar el hogar debe ser uniforme, mantener una temperatura de forma regular, si bajamos la calefacción considerablemente cuando nos vamos de casa y luego la subimos mucho, el incremento en nuestros gastos será considerable. Hay que tener en cuenta que cada grado que aumentamos en nuestra calefacción, supone un 7% más en nuestra factura de la luz y más considerando que en el último año se ha producido un incremento de la luz de un 25%, por lo que es para pensar como podemos utilizar nuestra calefacción sin abusar de ella.

 

Si sigues alguno de estos consejos quizás puedas hacer ese viaje al caribe que siempre has querido hacer, si no los sigues, quizás tengas que conformarte con ir a las fiestas de tu pueblo, ¡que seguro que tampoco está tan mal!

 

 

No Comments

Post A Comment